Crianza Natural   Mi perfil  Mi compra Mi lista de deseos
Temas centralesProductos naturalesCatálogo OnlineEl ForoEl MercadilloEl ChatEnlacesBuscarAyudaSuscríbete

EMBARAZO

PARTO

LACTANCIA MATERNA

SALUD Y NUTRICIÓN

EDUCACIÓN Y CRIANZA

SUEÑO INFANTIL/COLECHO

LLEVAR A TU BEBÉ

PAÑALES DE TELA

ESTIMULACIÓN TEMPRANA
LIBROS RECOMENDADOS

VÍDEOS

RECETAS DE COCINA


El control temprano de los esfínteres (Método)



Este artículo ha sido escrito por Laurie Boucke, y traducido y publicado en la web de Crianza Natural con su consentimiento expreso.

Fuentes de información y puntos de vista

El método empieza con la preparación y puede ser considerado desde un aspecto racional y científico, desde un punto de vista intuitivo y espiritual, o desde una combinación de ambos, dependiendo de lo que funcione mejor en cada caso. La perspectiva racional implica el estudio del tiempo, y la observación de los patrones de eliminación y de las indicaciones físicas que el bebé muestra con su lenguaje corporal. La perspectiva más espiritual implica la intuición y la “conexión” con tu bebé de una manera mucho más sutil.

Recuerda, es un trabajo en equipo, algo que hacéis juntos a través de una comunicación muy estrecha y con confianza mutua. No es algo que estás haciendo a tu bebé y no es algo que él pueda hacer sin ti. Si tienes fuerza de voluntad y puedes, y tu bebé está sano, el bebé está listo para empezar.

El sistema está basado en la técnica de la enseñanza del control de la eliminación muy usada en Asia y el África Subsahariana. El método se ha adaptado a la vida occidental de varias maneras, incluyendo el uso de un lavabo, orinal, inodoro u otro contenedor; la variación de las posiciones para la eliminación; el uso parcial de la técnica; y, cuando se ha deseado, el uso temporal de pañales.

Sinopsis del Método

1. Observación
Tumba a tu bebé sin pañales en un lugar confortable, cálido y seguro, y observa:
a) el tiempo que se toma (durante cuánto tiempo y cuán a menudo necesita eliminar después de andar o comer)
b) el lenguaje del cuerpo (como retortijones o muecas cuando defeca)
c) sonidos (como gruñidos mientras hace caca)

También se puede hacer con una bandolera. De hecho, llevar a tu bebé es una de las mejores maneras para familiarizarse con los patrones y tiempos que necesita tu bebé para sus eliminaciones, ya que el contacto tan cercano lo facilita. Es especialmente adecuado en climas fríos o casas con una calefacción insuficiente. Algunas madres ponen a sus bebés desnudos en la bandolera, cargándolos piel con piel, lo que permite mantener al bebé en su temperatura perfecta. También se puede poner un pañal de tela debajo del bebé cuando esté en la bandolera. Incluso si el bebé lleva algo de ropa y/o un pañal sin protector impermeable, sabrás cuando necesita usar el baño.

2. Anticipación o Intuición
Anticípate. En el momento en que el bebé parezca necesitar ir al baño, haz un sonido relacionado con el agua, como “sssss”. Si el bebé empieza a orinar mientras le estás observando, inmediatamente haz el sonido “sssss”. En unos días, el bebé asociará el sonido con la eliminación.

3. Posición e Inodoro u Orinal
Cuando tú creas que tu bebé necesita ir al baño, sujétalo de forma suave y segura sobre el lugar preferido donde quieras que orine o defeque, y haz una señal sonora (“sssss” o el sonido que quieras). Tu bebé pronto asociará el sonido, la postura y el lugar con la eliminación. Utiliza el lugar y el receptáculo que sea más confortable y conveniente para los dos. Algunos lugares posibles son: la pila del lavabo, un bol de cocina, un cubo pequeño, un bidé o incluso el jardín. Bebés más mayorcitos ya pueden sentarse entre tus piernas en el inodoro.

4. Comunicación entre el bebé y la mamá
Desde ahora, presta mucha atención a las señales y al tiempo que necesite tu bebé para ir al baño. Cuando creas que tiene que ir, sostenlo en posición adecuada y hazle una señal. Si es casi el momento de ir, los bebés son capaces de relajar los músculos al recibir las señales.

¿Cómo sé que mi bebé necesita ir al baño?

Puedes saber cuando el bebé necesita eliminar sus desechos gracias a estas pistas:

  • El tiempo transcurrido tras la última deposición
  • Las señales y muecas (como lenguaje corporal y vocalización)
  • Patrones de eliminación (tras andar, tras comer, etc.)
  • Intuición e instinto

¿Como visto a mi bebé para obtener los mejores resultados?

Hay dos consideraciones principales que deben tenerse en cuenta:

  • Circunstancias individuales, como el clima, el estilo de vida, la salud y las presiones sociales.
  • El hecho de que cuantas menos capas de ropa lleve el bebé, más fácil será para ambos conectar el uno con el otro y aprender a comunicaros sobre los procesos de la eliminación. Es más fácil leer y responder al lenguaje corporal y a otras señales de un bebé que no va vestido, con el culito al aire o, al menos, fácilmente accesible. Llevar al bebé en una bandolera también ayuda, ya que hay más facilidad para la sincronización.

La situación ideal, aunque no es siempre posible, es que el bebé esté desnudo o casi desnudo. Si no es factible, intenta vestir al bebé con la menor cantidad de capas y usa ropa que sea fácil de quitar (sin botones, etc.) Hay algunas maneras de vestir al bebé para poder tener un acceso rápido. Sé creativa y adáptate a cada situación y a las diferentes fases de desarrollo de tu bebé. Algunas madres prefieren coser su propia ropa para su bebé. Además de usar pañales como protección, aquí tenéis algunas sugerencias:

  • Utiliza pantalones de aprendizaje que puedan adaptarse a las distintas medidas del bebé
  • Para recién nacidos, usa mejor pijamas tipo saco de dormir que se cierran por las piernas
  • Las camisetas largas o vestidos tienen una longitud ideal dependiendo de la movilidad del bebé
  • Pantalones de algodón, toalla o lana con cintura elástica

Ventajas del aprendizaje temprano

Los ganadores del aprendizaje son tres: el bebé, los padres y el medio ambiente. Las ventajas son las que siguen:

  • Mejora el apego a través de la comunicación natural, cercanía y paciencia amorosa
  • Responde a los tiempos y a la comunicación instintiva del bebé sobre sus necesidades
  • Actúa directamente sobre la primera ventana del crecimiento (periodo sensitivo) para aprender a ir al baño
  • Ayuda al medio ambiente preservando y salvando árboles, agua, petróleo y ahorrando residuos
  • Elimina o reduce drásticamente el uso de pañales
  • Permite que los bebés tengan un control razonable sobre los 12-18 meses
  • Los bebés tienen un control total sobre sus esfínteres a una edad relativamente temprana (24 meses)
  • Libera a los bebés de pañales y todas sus asociaciones negativas (abultamiento entre las piernas, productos químicos, etc.)
  • Evita el problema de la enuresis (mojar la cama)
  • Previene el sarpullido del pañal
  • Genera respeto higiénico por el bebé (no dejándolo que se haga sus necesidades encima)
  • Elimina “accidentes” molestos en los bebés mayorcitos
  • Permite que papá u otro miembro establezca una estrecha relación y comunicación con el bebé
  • Ahorra mucho dinero en pañales y coladas
  • Permite que los bebés sean más conscientes de sus propios cuerpos
  • Reduce el riesgo de infecciones de tracto urinario

¿Y si el bebé tiene más de 6 meses? ¿Es demasiado tarde?

Muchos padres han empezado a los 6, 9 o incluso a los 12 meses y les ha ido bien tras algunas modificaciones. Normalmente, es más difícil empezar con un bebé movidito al que se le ha enseñado a hacer sus necesidades en un pañal, o que usa pañales desechables y no asocia la sensación de humedad con la eliminación. Principalmente depende de vuestras convicciones. Si os parece razonable, si creéis que es lo mejor para vosotros y para vuestro bebé, y si a vuestro bebé sano le parece bien, ¡pues vale la pena probarlo! Siempre que no haya problemas en la vida familiar o en la salud, es muy bueno ser abierto y receptivo a la comunicación de las necesidades de eliminación de tu bebé.

Otro factor a considerar es que no hay una edad límite a partir de la cual todos los bebés pierden su conexión con las funciones de eliminación. Cada bebé es único y se desarrolla a su manera. Hay algunos padres que han aprendido sobre comunicación de la eliminación o que han empezado otros métodos cuando su bebé tenía entre 6 y 18 meses, 2 años o incluso mayores, y que se han sorprendido gratamente al encontrar que sus bebés estaban listos, receptivos y comunicativos sobre el tema a esa edad. De hecho, la ventana del aprendizaje parece mantenerse abierta y accesible para algunos bebés mayores. No importa la edad de tu bebé para empezar a aprender sobre la comunicación de la eliminación. Por regla general, se recomienda que los padres prueben este método durante unas semanas de una manera suave y amorosa, y luego consideren si quieren continuar o no. Puedes pulsar aquí para leer más artículos y consejos sobre el trabajo con bebés mayores de 6 meses (en inglés): http://www.white-boucke.com/reviews/latestarters.html.

   El control temprano de los esfínteres (Introducción)

----------------

© De la traducción: Crianza Natural. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.

 

¿Quiénes somos?  ·  ¿Qué es la Crianza Natural?  ·  Lo que Crianza Natural no es  ·  Privacidad  ·  Protección de datos  ·  Mapa

Todo el material al que este sitio hace referencia es puramente informativo. Si tienes cualquier consulta, dirígete a tu pediatra, ginecólogo o médico de cabecera que te podrá orientar según tu caso particular.
El nombre Crianza Natural y su logotipo son marcas registradas de Crianza Natural, S.L.
© 2003-2006 Crianza Natural, S.L. - Tels: 93 6452369 y 649 413 479 - Email: info@crianzanatural.com