Crianza Natural   Mi perfil  Mi compra Mi lista de deseos
Temas centralesProductos naturalesCatálogo OnlineEl ForoEl MercadilloEl ChatEnlacesBuscarAyudaSuscríbete

EMBARAZO

PARTO

LACTANCIA MATERNA

SALUD Y NUTRICIÓN

EDUCACIÓN Y CRIANZA

SUEÑO INFANTIL/COLECHO

LLEVAR A TU BEBÉ

PAÑALES DE TELA

ESTIMULACIÓN TEMPRANA
LIBROS RECOMENDADOS

VÍDEOS

RECETAS DE COCINA


La vitamina D


La vitamina D se necesita para la absorción de calcio y un adecuado crecimiento óseo. El ser humano principalmente la sintetiza por sí mismo, pero para ello necesita la luz solar (mejor dicho, los rayos ultravioleta B). También puede obtenerse de la dieta o a través de complementos vitamínicos. En este sentido, alimentos como el salmón o la yema de huevo son ricos en vitamina D. Incluso es habitual enriquecer determinados alimentos, como la leche de vaca, con esta vitamina.

La razón primordial por la que la vitamina D se receta a los lactantes es el riesgo de raquitismo. Esta enfermedad se caracteriza por problemas en el desarrollo óseo, huesos débiles y piernas arqueadas. La causa una deficiencia de vitamina D, cuyos otros efectos pueden ser fibrosis quística, disfunciones metabólicas y la enfermedad celíaca.

Es cierto que la leche materna contiene poca vitamina D, pero esta es la cantidad que un lactante necesita. Únicamente en el caso de que un bebé nunca vaya a exponerse a la luz solar (por algún extraño motivo) o sea de raza negra y viva en un país con una baja radiación solar, se recomienda la administración de suplementos vitamínicos.

Para que el lector se haga una idea, bastan 5 minutos al día de sol de un bebé en pañales (o 20 minutos si está totalmente vestido) para generar la dosis diaria recomendada de vitamina D. Y no será por falta de sol en este país.

También es posible aumentar la cantidad de vitamina D de la leche materna. Algunos estudios científicos han demostrado que hay una relación directa entre las reservas de vitamina D de la madre y las de su bebé. Para incrementar esta reserva, se recomienda comer alimentos ricos en esta vitamina, como salmón y huevos, o simplemente tomar el sol más a menudo (sin pasarse, claro). El salmón es además muy rico en DHA, un ácido graso excelente para el desarrollo del cerebro y la vista, y que está ausente en prácticamente todas las leches artificiales.

La poca cantidad de vitamina D de la leche materna ha servido de "excusa" a algunos para poner reparos a las excelencias de la leche materna, y querer hacer negocio con la venta de suplementos a todas luces innecesarios. Esta recomendación de dar vitamina D a los lactantes por sistema puede resultar incluso peligrosa, ya que un exceso de calcio en el bebé puede conducir a daños cerebrales y renales, letargia, pancreatitis, arritmias cardíacas e incluso coma.

 

¿Quiénes somos?  ·  ¿Qué es la Crianza Natural?  ·  Lo que Crianza Natural no es  ·  Mapa de la web

Todo el material al que este sitio hace referencia es puramente informativo. Si tienes cualquier consulta, dirígete a tu pediatra, ginecólogo o médico de cabecera que te podrá orientar según tu caso particular.
El nombre Crianza Natural y su logotipo son marcas registradas de Crianza Natural, S.L.
© 2003-2006 Crianza Natural, S.L. - Tels: 93 6452369 y 649 413 479 - Email: info@crianzanatural.com