Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Cómo preparar a tu hijo para la separación mientras nace un nuevo bebé

Publicado el lunes, 16 de septiembre de 2019. Revisado el miércoles, 27 de mayo de 2020.
Autor: Laura Markham
Tiempo medio de lectura: 5 minutos y 10 segundos

A muchas mujeres les preocupa separarse de su hijo cuando tienen que ir al hospital a dar a luz al nuevo bebé. El hecho de que el parto sea impredecible, tanto en su inicio como en su duración, no es de ayuda a la hora de preparar a un niño que, a menudo, es casi un bebé.

Por supuesto, cabe la posibilidad de que el niño se quede con su padre, en vez de quedarse con otro familiar o amigo. Pero también sabemos que el trabajo de parto avanza más rápido cuando la mujer cuenta con el apoyo de un ser querido, por lo que la mayoría de las veces es la pareja de la mujer quien la acompaña en el parto y el hijo mayor se queda bajo el cuidado de otra persona.

¿Cómo preparamos a nuestro bebé mayor o niño pequeño para esta separación de su madre, incluso quizás de su casa?

1. Crea un vínculo fuerte.
Puede que tu pequeño pase un mal rato durante vuestra separación, pero un vínculo estrecho contigo le proporcionará una base sólida y funcionará como el amortiguador necesario para recuperarse con rapidez.

2. Elige a la persona que cuidará de tu pequeño mientras estás pariendo al bebé y empezad a preparar juntos la separación.
Déjalo con esa persona con tanta frecuencia como sea posible, a ratos cortos y largos. Después de unos meses, trata de encontrar la ocasión de que se eche una siesta allí para que se sienta cómodo a la hora de dormir. Si está a gusto echando la siesta, podrías plantearle una fiesta de pijamas, pero no lo fuerces. Si tu hijo no está preparado para ello, no vale la pena el trauma potencial. Si el nacimiento requiere montar una fiesta de pijamas, que sea porque es inevitable, pero que sea esa la única noche que pase con esa persona a menos que el niño se sienta completamente cómodo.

3. No intentes acostumbrar a tu hijo a la separación en general, dejándolo frecuentemente con otras personas.
Eso solo conseguirá traumatizarlo y volverlo más dependiente. La meta no es acostumbrarlo a la separación ni a estar con cualquier persona; no es así como funciona el apego. La meta es ayudarle a construir una relación con la persona elegida, quienquiera que sea, para que esa persona pueda reconfortarlo durante tu ausencia. Lo único que le ayudará a sobrellevar tu ausencia es la presencia de alguien de su confianza.

4. Márcate como objetivo ayudar a la persona que elijas a saber cómo reconfortar a tu hijo.
Está bien que tu pequeño llore. Lo importante es que tenga el consuelo de alguien mientras llora, que no le deje llorar hasta que se duerma. Los niños son capaces de superarlo todo si cuentan con alguien que les proporcione amor y empatía.

5. Comienza la preparación hablando con tu hijo.
Puedes empezar a preparar a tu pequeño contándole cómo irás al hospital para tener al bebé y que él se quedará con la vecina o la abuela, pero que pronto irás a recogerlo para volver a casa. Debes enfatizar que SIEMPRE volverás con él. Compón un pequeño mantra: “Y entonces mamá volverá y te recogerá porque mamá SIEMPRE vuelve”.

6. Escríbele un cuento.
Aprovechando que la separación en el nacimiento establece una pauta ante la llegada del hermano, quizás quieras escribir un cuento enfocado en el embarazo y la separación. Puedes usar alguna plantilla para crear un cuento personalizado en Internet. Puede que tu pequeño no tenga demasiado vocabulario aún, pero probablemente entienda mucho. Leer un cuento de este estilo le ayudará a entender mucho más.

7. Ayuda a tu pequeño a usar algún peluche o alguna prenda tuya como consuelo...
...y a ser posible, que huela a ti. No existe objeto que sustituya a una persona, pero los niños pueden encontrar consuelo en algún objeto que les resulte familiar y que asocien con la sensación de seguridad y con sus padres. La persona que cuide de tu hijo durante el parto puede utilizar ese objeto para ayudar a tu hijo si se encuentra mal.

8. Mantén el optimismo y confía en tu hijo.
Tu pequeño podrá con esto aunque, Dios no lo quiera, llore hasta quedarse dormido en brazos de su cuidador. El amor y atención que le dediques, antes y después, marcarán la diferencia a la hora de gestionar el desafío.

Si te planteas que tu hijo presencie el nacimiento.

A muchos padres que han vivido un primer parto sin complicaciones les entusiasma la idea de incluir a su hijo mayor en el mágico momento del nacimiento. Dado que el proceso del parto es impredecible, es deseable que algún familiar próximo a tu hijo te acompañe durante el parto para que pueda apartarlo si el proceso se complica o el niño se aburre.

Mi propio hijo de 4 años vino a la maternidad con nosotros, jugó con legos durante mi trabajo de parto y estuvo presente en el nacimiento de su hermana (cerca de mi cabeza, sosteniéndome la mano). Le encantó estar presente cuando su hermanita vino al mundo y siempre ha sido muy protector con ella.

Si te decantas por esta opción, asegúrate de preparar a tu hijo.

  • Leed juntos muchos libros sobre el nacimiento.
  • Mirad vídeos de nacimientos que sean apropiados para niños; tal vez puedas alquilar "Gentle Birth Choices" o "Birth Day" para verlos con tu hijo. La reacción que tenga puede ser una pista para saber si está preparado para asistir al parto.
  • Pídele que te ayude a empujar un mueble grande por la casa. Hazle notar que hacer ruídos fuertes, hacer esfuerzo y sudar ayuda a ese trabajo, y que el parto cuesta aún más trabajo.
  • Explícale detalladamente lo que sucederá. Es importante que tu hijo sepa lo esperable, incluido que el cordón umbilical sangra cuando se corta y que al bebé no le duele.
  • Prepárale para el aspecto que tendrá el bebé. Es normal que los recién nacidos estén colorados, contraídos y arrugados.

Sobre Laura Markham
La Dra. Laura Markham es Psicóloga Clínica por la Universidad de Columbia y madre de dos hijos. Es la editora del portal AhaParenting.com y colaboradora habitual de otros sitios web sobre crianza.

Documentos de Laura Markham publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2020. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.