Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Criar a tu recién nacido

Publicado el miércoles, 04 de septiembre de 2019. Revisado el miércoles, 04 de septiembre de 2019.
Autor: Laura Markham
Tiempo medio de lectura: 2 minutos y 59 segundos

¡Felicidades! ¡Tienes un bebé! ¿Y ahora qué?

Bienvenida al Planeta Maternidad, donde el sueño escasea pero te maravillarás de amor. En este artículo encontrarás las tareas necesarias para el desarrollo de tu bebé, tus prioridades y un sencillo plan de ataque para padres, todo listo para hacerte la vida más fácil cuando solo tienes una hora para dormir y dos minutos para leer.

Tareas para el desarrollo primario de tu recién nacido:

  • Aprender a comer
  • Aprender a dormir por la noche
  • Aprender a gestionar muchos estímulos
  • Desarrollar la confianza
  • Rápido desarrollo físico y cerebral
  • Asentar su propio cuerpo

Tus desafíos:

  • Aprenderlo todo sobre tu bebé, sin manual de instrucciones (aunque en cuanto lo conozcas, ¡todo cambiará!)
  • Renegociar toda tu vida
  • Dormir un poco

Tus principales prioridades:

  • Aprender a alimentar a tu bebé
  • Aprender a consolar a tu bebé
  • Aprender a relajarte y disfrutar del momento. (No te preocupes por las pequeñas cosas; además, casi todas son pequeñas.)
  • Conquistar la confianza de que eres, sin duda, la madre perfecta para tu bebé

Tu estrategia:

  • 1. Portea a tu bebé
    Llorará menos. Estarás más conectada a sus señales. Los bebés están diseñados para llevarlos encima.
  • 2. Lactancia materna
    Estará más saludable, tendrá un cociente intelectual más alto y llorará menos. Te sentirás más feliz en medio de los montones de ropa (las hormonas que se liberan cuando das el pecho son similares a las que se liberan con los orgasmos). Da la teta a demanda, no cuentes el tiempo. Busca la ayuda que te sea necesaria para establecer bien la lactancia. Tan pronto como sea posible, da el pecho acostada por la noche, para que puedas seguir dormitando mientras tanto; las tomas nocturnas no te dejarán tan cansada al día siguiente.
  • 3. Duerme cuando y donde puedas
    Para mí, colechar era la única manera de poder dormir. Esta idea pone nerviosas a algunas personas, pero hoy en día hay buenas opciones, como las cunas de colecho que se juntan a la cama para evitar que aplastes al bebé accidentalmente, o una hamaca de bebés cerca de tu cama, que permite que el bebé pueda dormir tan cómodo como en el útero justo al lado de tu cama. Te aconsejo que leas todo lo que puedas y destierres la culpa. Haz lo que mejor os funcione a tu bebé y a ti.
  • 4. Intenta que el bebé se quede el mayor tiempo posible con mamá o papá, al menos durante el primer año
    Un bebé necesita estar con un adulto que esté loco por él. Es demasiado pedir para un cuidador contratado. Sin mencionar que si el cuidador contratado está loco por el bebé y deja el empleo (y la vida da muchas vueltas), tu bebé lo sentirá como una pérdida tremenda. No puede saber que esta persona no era su segunda mamá. De hecho, si pasa la mayor parte de las horas que está despierto con esa persona, no puede saber que no es su mamá principal.
  • 5. Desprioriza todo lo demás, excepto comer, dormir y amar, tanto tú como al resto de tu familia
    Esto no solo se aplica a las mamás. Es increíble la cantidad de padres que asumen que sus vidas pueden seguir como hasta ahora cuando tienen un recién nacido en casa.
  • 6. Si vas a quedarte en casa con el bebé, no te aísles
    Por lo menos, sal de casa todos los días a pasear. (A nadie le importa si no llevas el pelo perfecto, te lo garantizo.) O queda con otras mamás y papás para hablar de bebés, o de lo que sea.

Sobre Laura Markham
La Dra. Laura Markham es Psicóloga Clínica por la Universidad de Columbia y madre de dos hijos. Es la editora del portal AhaParenting.com y colaboradora habitual de otros sitios web sobre crianza.

Documentos de Laura Markham publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2020. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.