Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Entrevista a Eva Donat Veiga, monitora de la Liga de la Leche

Publicado el martes, 10 de septiembre de 2019. Revisado el martes, 10 de septiembre de 2019.
Autor: Crianza Natural
Tiempo medio de lectura: 4 minutos y 33 segundos

1. ¿Desde cuándo eres asesora de lactancia?
En la Liga de la Leche no nos solemos llamar asesoras, solo somos madres formadas por parte de La Leche League International, que apoyamos a otras madres. En mi caso, hace casi 18 años que soy monitora y, durante todos esos años, he atendido a unas 15.000 madres por teléfono y a unas 3.000 en persona.

2. ¿Cómo fueron tus inicios, qué es lo que te llevó a dedicarte a la asesoría?
Me encantaba estar en contacto con otras mujeres, ver cómo salían adelante por sí solas (¡con apoyo, eso sí!) y cómo se empoderaban. Mi objetivo es que las mujeres se sientan capaces y puedan afrontar sus retos en la vida. El cuerpo humano es maravilloso y solo hay que dejar que funcione por sí mismo.

3. ¿Colaboras actualmente con algún grupo?
Sí, llevo el grupo de Gracia de La Leche League Int. en Barcelona, Catalunya.

4. ¿Qué es lo que te aporta en lo personal tu labor en la asesoría de lactancia?
Mi labor como monitora me aporta muchísimo. Desde el apoyo de madre a madre, el empoderamiento del que he hablado más arriba, y luego el hecho de pertenecer a una entidad internacional como la Leche League International te da posibilidades infinitas de colaborar, como en formarte para dar formación a nuevas monitoras, y estar al día en lactancia, en comunicación de relaciones humanas...

5. ¿Qué echas de menos en los grupos de madres? ¿Cuáles son las necesidades que ves más a menudo?
Las necesidades que sigo viendo después de 18 años son las mismas: las mujeres sufrimos muchas presiones sociales, personales, profesionales... y a menudo nos venimos abajo. Pero cuando conectamos con nuestro interior y nuestra sabiduría ancestral, salimos adelante reforzadas.

Una de las cosas que hago siempre en mis reuniones mensuales es un taller de extracción manual. Cuando las madres aprenden a sacarse la leche se empoderan. Conocen su cuerpo y ven cómo funciona la mecánica del pecho (cosa que les ayuda a mejorar la postura del bebé). Y cuando ven que tienen leche y que, además, les sale a chorro, dejan de pensar que su cuerpo "no vale". ¡Aprender a extraerse la leche con la mano les cambia la vida!

6. ¿Qué le dirías a una mujer embarazada que desea amamantar?
Sobre todo, que se informe. Que se informe sobre el parto, que se informe sobre la lactancia... y ¡que venga a las reuniones desde que el test le dé positivo! ¡Nunca es demasiado pronto!

7. En ocasiones nos encontramos con mujeres que no pueden amamantar, por la razón que sea, incluida la información o consejos erróneos. ¿Crees que se le da suficiente importancia al duelo por la lactancia perdida?
Realmente hay menos madres que no pueden amamantar que las que creen que no pueden, y nosotras intentamos que tengan la información para poder amamantar con éxito. Cualquier tipo de duelo en la vida es un proceso natural y relevante, y hay que darle la importancia que tiene. El acompañamiento es necesario; cuanto más acompañadas nos sentimos en cualquier proceso de duelo (personas, cosas...) antes podremos sobrellevarlo y comenzar el proceso normal y sano de desapego que requiere cualquier pérdida... Desapegarse no significa ignorar. Significa dejar atrás una etapa con el mínimo dolor posible. Seguir con un dolor hace que se cronifique y a veces crea rechazo. Es una aparente contradicción, pero ayudar a poner las cosas en su lugar, con cariño y compasión, ayuda a sobreponerse a todo. En la vida hay que ser resilientes. Y hay que recibir acompañamiento con amor. Por suerte hay madres que a pesar de no poder dar el pecho o dar lactancia mixta por problemas de salud pueden beneficiarse de lactancias exclusivas a partir de los 6 meses (si la producción, en su caso, no era suficientemente alta) o incluso pueden aprender a disfrutar de la proximidad y conexión que ofrecen la lactancia y estar cerca de sus bebés día y noche, aunque no les den teta. He conocido lactancias de éxito con poca leche (el caso, por ejemplo, de una mujer operada de reducción de pecho o de mastectomía), y relaciones excelentes mamá-bebé con madres que no han podido dar el pecho por razones médicas similares.

8. ¿Te parece que actualmente las cifras de lactancia van en aumento?
Las cifras van cambiando, dependiendo de los estudios que se van realizando, de las muestras que se cojan o de lo que consideren "éxito"... Pero sí, hoy en día, la que quiere lo tiene mejor. Existen los grupos, existe la maravilla de Internet, de YouTube para ver posiciones, y grupos de Whatsapp, de Facebook... Internet es una gran oportunidad para la lactancia.

9. ¿Has notado algún cambio con respecto a los grupos de lactancia desde tus inicios hasta hoy?
Sí, hoy en día vienen madres más informadas, pero siguen viniendo con los mismos problemas. A veces la información es una maraña de la que cuesta desgranar el grano de la paja, muchas veces por la inseguridad de la que hablaba hace un momento. Nosotras intentamos ayudarlas. Mi objetivo sigue siendo ayudar a que se empoderen como mujeres en su etapa de lactancia.


Sobre Crianza Natural
El equipo interno de colaboradores de Crianza Natural está formado por personas con gran experiencia en temas de parto, lactancia, crianza y porteo infantil.

Documentos de Crianza Natural publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2020. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.