Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Entrevista a Gema Cárcamo, IBCLC y asesora en Multilacta

Publicado el martes, 10 de septiembre de 2019. Revisado el martes, 10 de septiembre de 2019.
Autor: Crianza Natural
Tiempo medio de lectura: 7 minutos y 10 segundos

1. ¿Desde cuándo eres asesora de lactancia?
Pues no sabría decirte. Si nos ceñimos a convertirse en asesora por superación de algún tipo de formación de lactancia supongo que hasta el 2007 no. Es la primera vez que hice un curso de lactancia materna, donde recibí un certificado de capacitación del Centro Raíces, que nos deleitó en Multilacta con un curso de 20 horas. Si nos atenemos a asesora de espíritu, desde el 2003, cuando inicié las reuniones de grupo con madres en el Centro de Salud Ciudad San Pablo. Ya llevaba tiempo respondiendo dudas en los foros de madres de gemelos y múltiples, así creo que es justo decir que soy asesora de lactancia desde entonces, pero no puedo darte una fecha concreta.

2. ¿Cómo fueron tus inicios, qué es lo que te llevó a dedicarte a la asesoría?
En mi caso fue la sensación de soledad y abandono en el que me encontré en mi primera lactancia. Aunque sabía que quería amamantar, tener dos bebés pequeños con tantas diferencias de peso entre ellos me llevó a hacer una lactancia en diferido que se acabó relativamente pronto, como consecuencia de una mastitis, que me obligó a destetar por miedo. Aunque no recuerdo bien si llegué a acudir al centro de salud en busca de atención por la mastitis, el caso es que no recuerdo que nadie me dijera que tenía que continuar con la lactancia para curarla y la pediatra, aunque refirió que por lo menos si llegaba a los 6 meses estaría genial, tampoco puso mucho empeño en animarme. Tras eso, los niños desarrollaron alergia a la proteína de la leche de vaca y absolutamente nadie supo diagnosticarla hasta pasados meses. Para entonces yo ya tenía más acceso a Internet y me había dado a leer, y había encontrado el contacto con la Liga de la Leche. Les solicité ayuda por email y me contestaron con un extenso, emotivo y detallado email sobre las posibilidades de la relactación. En mi casa nadie quiso saber nada de volver a sacarme leche. Mi madre me regañó cual niña por mi atrevimiento después de lo que había pasado. Mis hijos no habían tomado el pecho directo y ni se acordaban de mamar y mis expectativas no eran muy halagüeñas, así que, con tristeza, desistí, pero me juré que ninguna madre de gemelos pasaría por esto otra vez si yo podía hacer algo, como asesorarlas e informarlas. Aquel correo me cambió mis esquemas y me gustó el espíritu que había detrás. Durante el tiempo del que disponía en los momentos de siestas de mis hijos aprovechaba para leer y buscar información. No encontré un curso de lactancia que hacer; igual lo habría tomado si lo hubiera encontrado. Pero la información de la Liga de la Leche y de UNICEF me permitieron adquirir conocimientos teóricos y prácticos. No sé ni cómo me atreví a llevar un grupo, no había acudido a uno en mi vida, por lo menos de lactancia. Solo había estado en los cursos de posparto de la matrona y, la verdad, me encantó el ambiente de escucha, de las historias de las madres, las explicaciones de la matrona… Con el tiempo empecé a hacer mis propios materiales, todos enfocados en la lactancia de gemelos, y me puse en contacto con otras asesoras y grupos. Recuerdo especialmente con cariño a Inma Marcos y Eulalia Torras, de Alba Lactancia Materna.

3. ¿Colaboras actualmente con algún grupo?
Soy fundadora y presidenta de Multilacta Lactancia Materna y, de forma personal, dirijo un grupo de crianza y lactancia on line para madres de gemelos en Gemelos Al Cuadrado.

4. ¿Qué es lo que te aporta en lo personal tu labor en la asesoría de lactancia?
Mucha satisfacción. Me gusta ayudar y me siento bien haciéndolo. Me encanta ver que las madres sacan adelante sus lactancias con solo un poco de escucha, atención y acompañamiento. Me agrada que me cuenten que la información les facilitó conseguir la lactancia que buscaban, y me llena de orgullo y felicidad.

5. ¿Qué echas de menos en los grupos de madres? ¿Cuáles son las necesidades que ves más a menudo?
Lo que más echo de menos es la confianza de los profesionales en los grupos y las asesoras de lactancia. Cuando puedes colaborar con un profesional para ayudar a una madre, es muy diferente a estar sin ese apoyo. A veces, es necesario derivar casos que se escapan de nuestras competencias, ya que no somos médicos ni sanitarios; somos simplemente madres con conocimientos en lactancia que nos permiten reconocer aspectos patológicos o que requieren de un profesional, pero no diagnosticarlos ni tratarlos. Cuando no hay esta confianza con el el grupo de apoyo, se hace difícil poder derivar a una madre y esperar la mejoría. Nos damos de frente con un muro de incomprensión y te sientes frustrada. Creo que es necesario que los propios profesionales sean capaces de reconocer el trabajo que realizamos en los grupos y nos vean como aliados, no como enemigos. Igualmente, a nivel mediático el grupo de apoyo a la lactancia no se reconoce totalmente, y se crean imágenes del mismo que no son las reales.

6. ¿Qué le dirías a una mujer embarazada que desea amamantar?
Le diría que busque información sobre lactancia y no cese en su empeño, que es muy raro que no pueda hacerlo y tiene dos bonitos pechos que están ahí para algo. Que se haga acompañar de madres que hayan dado el pecho, acudiendo a los grupos de apoyo; que se entreviste con todos los profesionales que sea necesario para encontrar al más respetuoso con la lactancia y actualizado; que crea en sí misma y no se deje llevar por los comentarios del entorno; y que sea ella la propia dueña de sus decisiones.

7. En ocasiones nos encontramos con mujeres que no pueden amamantar, por la razón que sea, incluida la información o consejos erróneos. ¿Crees que se le da suficiente importancia al duelo por la lactancia perdida?
No. No se le da la suficiente importancia. No se entiende este tipo de duelos, no se encuentra un sentido cuando hay una alternativa socialmente aceptada para alimentar al bebé que no es el pecho. Banalizamos los sentimientos de las madres y no les damos el valor que la madre espera. La madre necesita canalizar toda esa frustración hablando mucho, y necesita que la escuchen, que la validen y acepten en el sentimiento de pérdida, no que la critiquen o enjuicien. Frases como “no pasa nada, porque con el biberón se crían igual de bien” o “tú te criaste con biberón y no te ha pasado nada” son hirientes para una madre que deseaba con todo su alma y corazón amamantar a su bebé. Igualmente, las madres que amamantamos tenemos que ser consideradas con aquellas que no lo hacen, y ser cuidadosas con lo que decimos. Nunca sabes qué circunstancia ha rodeado a cada madre para no poder amamantar. Simplemente, con estar ahí, escuchar y acompañar es suficiente.

8. ¿Te parece que actualmente las cifras de lactancia van en aumento?
Por lo menos entre las madres con las que me muevo, que son de lactancias de gemelos, sí noto un gran aumento en la incidencia y en la duración de las mismas y es algo que me llena de orgullo, porque demuestra el grado de efectividad de nuestro trabajo en los grupos de apoyo. Imagino que en el resto de madres, las cifras han aumentado porque ha mejorado notablemente la atención a la mamá en los hospitales y centros de salud, hay más posibilidades de formación para profesionales y cada vez hay más mujeres interesadas en formarse como asesoras. Necesariamente tiene que haber un aumento en las cifras de lactancia, quizás no tan rápido como sería deseable, pero algo es algo.

9. ¿Has notado algún cambio con respecto a los grupos de lactancia desde tus inicios hasta hoy?
Nos vamos concienciando más del trabajo que hay que hacer a nivel de habilidades comunicativas y empatía. No solo es necesario saber mucho de lactancia, también hay que saber escuchar y hablar con las madres para transmitir tranquilidad y libertad. Vamos entrando cada vez más en espacios sanitarios, que, aunque no es lo deseable, pueden ayudar mucho de cara a la derivación de mamás y a la colaboración mutua.


Sobre Crianza Natural
El equipo interno de colaboradores de Crianza Natural está formado por personas con gran experiencia en temas de parto, lactancia, crianza y porteo infantil.

Documentos de Crianza Natural publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2020. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.