Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra web

Teléfonos de contacto:
936 452 369
649 413 479
Formulario de contacto

Variación circadiana de los componentes de la leche materna y su implicación para el cuidado

Publicado el martes, 27 de agosto de 2019. Revisado el martes, 27 de agosto de 2019.
Autor: Liz Torres Almeida
Tiempo medio de lectura: 1 minuto y 56 segundos

Ciertos componentes de la leche materna, como macronutrientes y minerales, son esenciales para la supervivencia y el crecimiento del recién nacido. Si hablamos de prematuros, la necesidad de leche materna se eleva al máximo.

Varios componentes de la leche materna muestran variación circadiana, es decir, varían en el transcurso de las 24 horas del día. Es probable que al menos algunos de estos macronutrientes, hormonas y micronutrientes produzcan estímulos circadianos que mejoren el bienestar de los bebés amamantados.

  • El componente que más variación muestra es la grasa.
  • La variación circadiana en las concentraciones de proteínas y carbohidratos es menos pronunciada, aunque el elevado nivel nocturno de triptófano es una excepción notable.
  • Algunos estudios también muestran variación circadiana en los niveles de calcio, fósforo y magnesio en la leche materna, si bien otros no arrojan resultados significativos.
  • Varios micronutrientes y hormonas importantes exhiben una variación diurna en la leche materna, que incluye algunas vitaminas, hierro, nucleótidos, microARN, cortisol y melatonina.

En el útero, el feto vive una riqueza ambiental de estímulos circadianos, que incluyen la actividad de la madre, la temperatura corporal y, especialmente, las hormonas transplacentarias, como el cortisol y la melatonina.

Al nacer, estos temporizadores prenatales se pierden y se presenta un nuevo conjunto de estímulos circadianos, en especial la luz del día, pero también hay una continuación de ciertas señales maternas, incluidas las de la leche materna, si el bebé permanece en contacto íntimo prolongado con ella.

En la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal cualquier tendencia circadiana se suprime. Por ejemplo, la iluminación a menudo no se cicla, a pesar de la evidencia de su beneficio, las variaciones de temperatura se previenen mediante dispositivos de calentamiento servocontrolados, la leche materna se proporciona indiferentemente de la hora del día en que se extrajo y el contacto prolongado con la madre a menudo se restringe.

En los recién nacidos a término, el uso de fórmulas adaptadas con niveles más altos de proteínas y nucleótidos, y más bajos de triptófano e hidratos de carbono durante el día (y al revés durante la noche), mejoraron la latencia y duración del sueño cuando se compararon con una fórmula estándar.

Son necesarias futuras investigaciones que determinen si los bebés de alto riesgo se beneficiarían de consumir leche materna extraída coincidiendo con la misma fase circadiana en que se extrajo.


Sobre Liz Torres Almeida
Liz Torres Almeida es psicóloga, sexóloga y madre de dos niños.

Documentos de Liz Torres Almeida publicados en Crianza Natural

Compártelo:

© 2003-2020. Crianza Natural, S.L. Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido por ningún medio, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural, y, en su caso, de los autores y traductores.